Latest Entries »

Este espacio ha sido creado para que en estos momentos de grandes aceleraciones, contrastes y desafíos recordemos más que nunca que contamos con todo lo que se necesita para avanzar.
Fue añorado en honor al Ser que habita en nuestro interior, que ha tomado como desafío realizar esta experiencia en la tierra, con propósitos y motivos que desconocemos casi todo el tiempo.
Acaso, no es paradojal que un ser pleno y completo haga un viaje por estos territorios configurados en y desde la carencia?
Realmente los motivos del que habita profundamente en nuestro interior son un misterio para nuestro pequeño y cotidiano ser de cada día.
Y, sin embargo, es una conclusión a la que han llegado tanto las tradiciones como los pensadores, filósofos e iniciados de todos los tiempos.
Y es una evidencia constante para quiénes se mantienen en el camino.
El sendero invisible…

Cada ser en este planeta manifestamos nuestra existencia en una coordenada específica de tiempo y espacio, una localización desde la cual se nos ofrece la posibilidad de atraer evolución y consciencia a esta vida.

Esta especie de nodo energético está ubicado en un punto exacto del tapiz mayor, del Tzolkin para los Mayas, del telar maya, como se lo conoce habitualmente.

El Tzolkin en su conjunto es una configuración, un ciclo completo de intenciones, de frecuencias, una trama de la energía universal, que se entrelaza en todas las dimensiones de la existencia y cuyo profundo significada está más allá de la vida ordinaria, en el origen de los tiempos, replicándose a si mismo una y otra vez.

Dentro del tapiz la energía se despliega en forma de ciclos, que nacen, alcanzan su cenit, declinan… para dar paso al siguiente.

Como las olas en el mar, la pleamar y la bajamar, estos ciclos tienen que ver con la posición de los astros principales de nuestro planeta, el Sol y la Luna.

El Sol se nos presenta en los 20 arquetipos o sellos solares, la Luna en los 13 ciclos o tonos lunares, la confluencia de ambos se experimenta como propósit o misión.

La localización original del nacimiento, se asemeja a una isla o un navío, afectado por la marejada de acontecimientos que constituye la vida manifiesta.

A través del Tzolkin, el Calendario Lunar Maya de trece lunas describe una posible dirección para percibir la manifestación de la energía.

Hello world!

Welcome to WordPress.com. After you read this, you should delete and write your own post, with a new title above. Or hit Add New on the left (of the admin dashboard) to start a fresh post.

Here are some suggestions for your first post.

  1. You can find new ideas for what to blog about by reading the Daily Post.
  2. Add PressThis to your browser. It creates a new blog post for you about any interesting  page you read on the web.
  3. Make some changes to this page, and then hit preview on the right. You can always preview any post or edit it before you share it to the world.